Peter Fenkl, CEO de Ziehl-Abegg
Peter Fenkl, CEO de Ziehl-Abegg

Ziehl-Abegg mantiene las ventas en el primer año de COVID-19

Ziehl-Abegg mantiene las ventas en el primer año de COVID-19 y despega en 2021. «El año 2020 fue como un paseo en montaña rusa, alternando repentina y rápidamente cierres de fronteras, corte de suministros, caída de ventas y pedidos al alza», explica Peter Fenkl, CEO de Ziehl-Abegg.

La compañía ubicada en el sur de Alemania generó ventas de 639 millones de euros en 2020 (633 millones de euros en 2019), lo que supone un aumento cercano al 1%. En el año en curso, el rendimiento hasta la fecha sugiere que la compañía logrará un buen aumento en las ventas.

Para una empresa con un alto nivel de fabricación vertical, esto exige un enorme esfuerzo por parte de la organización en su conjunto y de los empleados en particular. Sin embargo, la empresa de Baden-Württemberg tiene una gran ventaja: «Durante la crisis, comenzamos una serie de importantes proyectos de construcción en todo el mundo e invertimos en maquinaria, por lo que Ziehl-Abegg es ahora capaz de absorber el crecimiento», dice Fenkl.

Sin embargo, las regulaciones COVID-19 ponen un obstáculo importante para la producción y para las ventas, algo que se ve agravado por una escasez global de componentes. Además, la espada de Damocles de la pandemia cuelga sobre todo, ya que «nadie sabe si veremos el comienzo de otra tendencia a la baja la próxima semana», explican desde la empresa.

La compañía detectó el inicio de la pandemia hace un año y reaccionó pronto. Fenkl sostiene que «fuimos una de las primeras compañías alemanas en emitir un aviso acerca de los viajes desde y hacia China, y poco después hicimos lo mismo para Italia». El Distrito de Hohenlohe, donde se encuentran las tres plantas de producción y la sede de la compañía alemana, fue una de las tres focos de coronavirus en la primera ola de la pandemia COVID-19 en Alemania debido a una serie de eventos públicos que aceleraron la propagación del virus.

Ziehl-Abegg fue obligado rápidamente a abandonar sus planes de ventas originales en el año anterior. La buena cifra de ventas de principios de verano en algunas áreas, como la tecnología de ascensores, no pudieron compensar la caída en los sistemas de ventilación, que comenzaron a recuperarse en el último trimestre del año y permitieron a Ziehl-Abegg, en última instancia, publicar un ligero crecimiento en ventas anuales.

El número de empleados de la empresa se mantuvo constante en 2020: Ziehl-ABEGG emplea a 2.400 personas en Alemania, mientras que a nivel mundial la cifra es de 4.300. Sin embargo, esta cifra no permanecerá inalterable puesto que desde la dirección de la empresa afirman estar «buscando constantemente empleados para unirse a nosotros y echar una mano en las plantas de producción en nuestras tres ubicaciones en Alemania», concluye Fenkl.

Lee también

city elevator tk elevator

TK Elevator compra la canadiense City Elevator

TK Elevator ha firmado un acuerdo para adquirir City Elevator, un proveedor líder en el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies